CUIDAR DE TU SALUD Y LA DE TU MASCOTA: UN TRABAJO EN EQUIPO21/05/2019




Hay un notable paralelismo entre la obesidad humana y la obesidad de los animales de compañía y esto se debe al hecho de que ambas especies comparten el mismo entorno ambiental. La obesidad se ha convertido en un grave problema de salud en los países desarrollados. 
Según la OMS, en el perro la definición matemática considera que existe obesidad cuando el peso corporal excede un 10-20% el peso establecido como ideal para la raza, sexo y edad del animal.  En las últimas décadas la obesidad en los perros ha aumentado de manera espectacular, quizás incluso de una manera más extrema que en los seres humanos. 
En los países desarrollados, entre el 17-44% de los perros sufren sobrepeso y obesidad y se ha convertido en una preocupación seria en medicina veterinaria. Los perros suelen compartir el mismo entorno que el hombre, incluyendo la abundancia en la comida.
En cuanto a cómo afectan los factores obesogénicos / hábitos de vida, el sedentarismo, los malos hábitos alimenticios y el modo de vida, parecen ser las principales causas de un balance energético negativo y del exceso de peso corporal.
El sobreconsumo también es una importante causa de obesidad en los perros. A veces, el propietario alimenta a su animal porque piensa que eso le gusta y le parece que no hay mejor forma de demostrarle su afecto que sobrealimentándole. Muchos propietarios sobrealimentan a su perro porque creen que así le demuestran su afecto y cariño.
Por otra parte, el riesgo de sufrir obesidad en perros es inversamente proporcional a la cantidad de ejercicio semanal realizado, ya que cada hora de ejercicio semanal hace reducir la tasa de obesidad. Realizar actividad física, de manera regular, es beneficioso para la salud de los perros y de sus propietarios. La salud del perro, en muchas ocasiones refleja la salud y el grado de actividad de sus propietarios.
Para ayudar a hacer ejercicio con tu perro, nada mejor que tener una guía para llevarlo a pasear. Vea dos opciones que tenemos disponibles:
Para comprar, haga clic aquí.
 
Para comprar, haga clic aquí.
En resumen, podríamos decir que la obesidad canina y humana están íntimamente relacionadas en sus factores etiopatogénicos que gravitan sobre exceso de consumo y la falta de gasto energético. En ambas especies influyen factores genéticos, pero sin duda los condicionantes peristáticos obesogénicos tienen una mayor influencia.
 

Y Además...




Comentarios

Registre su email y teléfono para ganar el descuento:

Registro